REFLEXIONES DE UN TARADO

CAPÍTULO 7: MIERDA #2

Hablemos de 50 sombras de Guay (sé que es Grey, pero el tío tiene un helicóptero). La historia parte de la premisa de que una chica tiene que enfrentarse a la problemática de cepillarse a un tío alto, guapo, con una tableta de chocolate como para rallar queso en ella, millonario, que pilota helicópteros y que quiere darle placer a todos los niveles. Guau, el guionista le dio muchas vueltas a la cabeza, ¿verdad? Si la historia tiene esto como trama, mal empezamos. 

Lo único que me creo es la vida de una mujer más sosa que una comida para hipertensos, pero, ¿ponerla de protagonista? ¿Una tía ni guapa ni fea, ni lista ni tonta, ni monja ni puta, ni todo lo contrario? ¿PROTAGONISTA? SI, PORQUE LO QUE QUIERO CUNADO VOY AL CINE ES VER DURANTE MÁS DE DOS HORAS LA VIDA DE ALGUIEN IRRELEVANTE Y SIN CARISMA. GRACIAS, ES POR LO QUE HE PAGADO 7 (gracias al descuento por estudiante, que si no de qué). Un aplauso, por favor, a la escritora que atentó de semejante forma contra la literatura, al generoso grupo de guionistas que redactaron el guión (que luego cobraron un dinero por algo así), y, sobre todo, al productor que lo leyó y dijo "Oh, si, me encanta, toma todo mi dinero".

Esa protagonista es exactamente la misma que la de otro best-seller igual de escatológico; por supuesto, hablo de Crepúsculo. La prota es la misma, pero en vez de un chulo playa sadomasoquista hay un insulso con mucha purpurina (que con lo pálidos que son la mojigata y el vampiro funky, normal que se enamoren), y, como prota de la segunda, un hombre lobo depilado hasta el ojo del culo (por dentro), que se quita la camiseta con cualquier excusa.

 Recuerdo una escena de la tercera parte de la saga (creo), en la que el vampiro y la insulsa se casan por la Iglesia. UN VAMPIRO, SER DEL MAL, SE CASA CON ALGUIEN POR LA IGLESIA. Que parece un sketch del programa este que se copia de los Monty Python. 

Recuerdo otra escena de la misma peli, que la insulsa y el santurrón se van de luna de miel, y se ponen a darle duro, con un ímpetu antinatural; que el tío revienta la cama entera (también me acuerdo de estar descojonándome en el cine), y luego la pava se levanta como con agujetas. O sea, un vampiro con una fuerza sobrehumana te ensarta como a un pincho moruno, y te da un leve tirón. Joder, que tela...

Lo dicho, mientras unos vean estas pelis, otros harán más y más. Menos mal que tenemos joyitas también (Birdman o El Gran Hotel Budapest)

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: