REFLEXIONES DE UN TARADO

Temas que me indignan o me inquietan.

Me hago responsable de lo que digo, no de lo que entendéis. ATENCIÓN Puede herir sensibilidades. Si te has sentido ofendido, me da igual

CAPÍTULO 10: ATRESMIERDA Y TELECIRCO

Escrito por reflexionesdeuntarado 05-05-2015 en Opinión. Comentarios (0)

Tenía que tocar este tema, aunque me da más asco que el diseño del nuevo Joker (oh, sí, hablaré en profundidad de esa aberración). Vayamos por el primero: Atresmierda. Yo no soy quién para decir si está mal que repitan hasta la saciedad las series (está muy mal), pero la quincuagésima vez que ves al actor secundario Bob intentando destruir la ciudad con una bomba atómica con problemas de disfunción, te dan ganas de no volver a ver la serie nunca más. Y me encanta la serie; casi cada vez que la veo encuentro un guiño nuevo, o un chiste interesante, o incluso MADURAS (sí, te da tiempo a crecer y que tu percepción de la vida en general cambie y entiendas un poco ese episodio que han puesto mil y una veces). Igual que esta serie, está "Aquí no hay quién innove viva". Que se nota el cambio de resolución de las cámaras, coño. Hay que tener poca vergüenza. Y cuando hay algo nuevo, te ponen el anuncio de "LO MÁS VISTO EN SU FRANJA DE EMISIÓN/DÍA/SEMANA/MES/AÑO/LUSTRO/DÉCADA. Nos jodió mayo con las flores.

También hay que tener más cara que espalda, por ejemplo, cuando ponen una peli de estreno (que si os dais cuenta, casi siempre es un estreno, aunque la hayan puesto cinco o seis veces), y meten esos anuncios tan guays. Que te da tiempo de verte una peli en los anuncios de la peli que estás viendo. Que de normal cortan una frase que parece interesante, o no lo es en absoluto, pero a mi por lo menos me desquicia. Me los veo en producción:

-Tenemos que meter una hora de anuncios en esta peli de hora y media. ¿Cómo lo hacemos? ¿Vemos la peli?

-¿Tú te drogas? Verse la peli dice... Anda, pon aquí, al principio, los de 20 segundos y los de 30. En to'l medio pon uno de 7 minutos, y 15 segundos después, pones otro de 6. y aquí, ya por el final, el resto. De esos que no dice la duración. 

Vamos a ver, hijo de puta, ¿cómo duermes por las noches, aparte de en un colchón lleno de billetes?

Bueno, segundo punto: Telecirco. Lo llamo así porque hay una cantidad de payasos muy importante. Aparte de que se repiten MUCHO (LQSA, programas en diferente franja horaria, pelis en diferentes canales, etc), tenemos los realitys. Sí, joder, los hamo. hAmoOo esos programikash to guapoh en loh ke un jrupO de TioOos o de nenaaas pa foyar delante lah camarikash. Huy, perdón, me había poseído el espíritu de un tronista, que la Vaneh se ha liado con el Jhosua y está que no caga. ODIO las cosas esa de la tele esa. Joder, esta posesión demoníaca ha hecho que olvide léxico. ¿Cómo puede haber sido eso? 

Telecirco tenía la que para mí era la serie más profunda: La pecera de Eva. Si sabes leer (cosa que no suele saber el público objetivo de estos infraprogramas), seguramente esta serie te guste. Es una psicóloga en un colegio que trata los problemas de los estudiantes. Sencillo. Sin artificios, sin necesidad de meter a 10 personas en una casa, incomunicadas, para que salten chispas. Real como la vida misma. Si no recuerdo mal, había una chica con un problema de obesidad, uno que se masturbaba a todas horas, un chaval problemático que, por culpa de un accidente, perdía la memoria, otra chica con aerofagia (tirarse pedos sin querer), pero todos estos problemas tratados desde una base psicológica. Muy chula, muy bonita, muy profunda, muy interesante. Y la quitan para poner 6 horas de Sálvame. Tócate los cojones. 

No me gusta criticar (en realidad me encanta), pero creo que algo falla en las cadenas de televisión. Digo, algo aparte de intentar monopolizar el medio audiovisual convencional, claro.


CAPÍTULO 9: OPINIONES

Escrito por reflexionesdeuntarado 04-05-2015 en Opinión. Comentarios (0)

Voy a decir una mentira: todas las opiniones son válidas. Ni de coña esto es cierto. Alguien que opina que Hitler fue un tipo majo, lo más parecido a un Mesías, y que ojalá siguiese vivo no tiene una opinión válida. Alguien que cree que la violencia de género es la solución diplomática a una discusión tampoco tiene una opinión válida. Con esto no quiero decir sino que hay opiniones, buenas o malas, respetables o no. La gente que utiliza esta expresión a la ligera van por un mal camino. Ojo al seleccionar las palabras.

También hay otro matiz chulis, que es el del criterio. Por ejemplo, un broker sabe más de economía que yo, que soy un matao. Tu opinión será respetada, pero la mía está hecha con conocimiento de causa. No todos somos los más listos. Cojones. 

A pesar de lo que pueda parecer, a mi me encanta escuchar las opiniones ajenas. Igual tú punto de vista sobre un tema concreto arroja luz acerca de una cuestión que ni me había planteado, y puede que me haga reflexionar e incluso que escriba una entrada en este maravilloso blog. Esa me parece la forma más rápida de enriquecerse y aprender: juntarte con gente que piense de forma contraria a ti.

CAPÍTULO 8: LÍMITES

Escrito por reflexionesdeuntarado 27-04-2015 en Opinión. Comentarios (1)

Me encanta el humor negro. Ser capaz de reírse de alguna desgracia me parece casi un don. La comedia es tragedia desubicada, pero hay momentos y lugares. No es políticamente correcto bromear sobre el SIDA, pero es de ser un soberano hijo de la grandísima hacer un chiste sobre eso delante de alguien que tiene o que ha perdido a alguien por culpa de esta enfermedad. Este es el primer límite y probablemente el más importante: la barrera del quién. Para hacer humor negro con alguien debes conocer a esa persona para no cagarla y meter la pata hasta el cuello, y evitar hacerla sentir mal. Claro que, si el bienestar ajeno te la pela, haz lo que te plazca. La segunda sería la del tiempo, y va relacionada con la primera. Por ejemplo, con un colega cualquiera puedes bromear sobre el trágico incidente de las Torres Gemelas. Ha pasado tiempo, la herida social general ha cicatrizado y la mayoría de personas ese chascarrillo lo verían "políticamente incorrecto". Ahora, aclaremos que el tiempo es subjetivo. Alguien que ha perdido a su pareja sentimental, a su hijo, a su hermano, a su padre o a cualquier otra persona significativa en su vida, ¿crees que le parecerá gracioso? Para esas personas, a las cuales deberías conocer para el humor negro (Barrera 1), nunca habrá pasado tiempo suficiente. La tercera barrera sería la del lugar, y sí, está conectada con la primera. Igual, sólo igual, no es conveniente hacer un chiste sobre judíos y gas en una sinagoga. Puede, solamente es una posibilidad, que ofendas a muchas gente, y es bastante probable que alguien te diga vete a la mierda, puto gilipollas algo. Si piensas que no es el momento o el lugar de decir algo, o que lo que vas a aportar no conviene, escribe, como hago yo. Así puedes ofender a muchas más personas mucho más rápido y de forma más cómoda

CAPÍTULO 7: MIERDA #2

Escrito por reflexionesdeuntarado 11-04-2015 en Opinión. Comentarios (0)

Hablemos de 50 sombras de Guay (sé que es Grey, pero el tío tiene un helicóptero). La historia parte de la premisa de que una chica tiene que enfrentarse a la problemática de cepillarse a un tío alto, guapo, con una tableta de chocolate como para rallar queso en ella, millonario, que pilota helicópteros y que quiere darle placer a todos los niveles. Guau, el guionista le dio muchas vueltas a la cabeza, ¿verdad? Si la historia tiene esto como trama, mal empezamos. 

Lo único que me creo es la vida de una mujer más sosa que una comida para hipertensos, pero, ¿ponerla de protagonista? ¿Una tía ni guapa ni fea, ni lista ni tonta, ni monja ni puta, ni todo lo contrario? ¿PROTAGONISTA? SI, PORQUE LO QUE QUIERO CUNADO VOY AL CINE ES VER DURANTE MÁS DE DOS HORAS LA VIDA DE ALGUIEN IRRELEVANTE Y SIN CARISMA. GRACIAS, ES POR LO QUE HE PAGADO 7 (gracias al descuento por estudiante, que si no de qué). Un aplauso, por favor, a la escritora que atentó de semejante forma contra la literatura, al generoso grupo de guionistas que redactaron el guión (que luego cobraron un dinero por algo así), y, sobre todo, al productor que lo leyó y dijo "Oh, si, me encanta, toma todo mi dinero".

Esa protagonista es exactamente la misma que la de otro best-seller igual de escatológico; por supuesto, hablo de Crepúsculo. La prota es la misma, pero en vez de un chulo playa sadomasoquista hay un insulso con mucha purpurina (que con lo pálidos que son la mojigata y el vampiro funky, normal que se enamoren), y, como prota de la segunda, un hombre lobo depilado hasta el ojo del culo (por dentro), que se quita la camiseta con cualquier excusa.

 Recuerdo una escena de la tercera parte de la saga (creo), en la que el vampiro y la insulsa se casan por la Iglesia. UN VAMPIRO, SER DEL MAL, SE CASA CON ALGUIEN POR LA IGLESIA. Que parece un sketch del programa este que se copia de los Monty Python. 

Recuerdo otra escena de la misma peli, que la insulsa y el santurrón se van de luna de miel, y se ponen a darle duro, con un ímpetu antinatural; que el tío revienta la cama entera (también me acuerdo de estar descojonándome en el cine), y luego la pava se levanta como con agujetas. O sea, un vampiro con una fuerza sobrehumana te ensarta como a un pincho moruno, y te da un leve tirón. Joder, que tela...

Lo dicho, mientras unos vean estas pelis, otros harán más y más. Menos mal que tenemos joyitas también (Birdman o El Gran Hotel Budapest)

CAPÍTULO 6: VIDEOJUEGOS

Escrito por reflexionesdeuntarado 10-04-2015 en Opinión. Comentarios (0)

Hablemos de videojuegos.

¿Qué son? ¿Un mero entretenimiento, o arte? Para mi, depende del videojuego; algunos, como Call of Duty, son sencillamente de pegar tiros y medir tu habilidad, la profundidad queda reducida a frenetismo y acción rápida, depende de lo bueno que seas, de los reflejos y te incita a mejorar a través de recompensas con las que puedes matar más todavía. Otros, de misma temática pero diferente fórmula, como Arma, buscan realismo, meterte dentro de la acción, que sufras, que intentes sentir lo que un soldado en mitad de un campo de batalla.

También los hay que quieren ponerte al límite de pulsaciones, como el reciente y sencillo Five Nights at Freddy's o el brutal Outlast. Si buscas una historia de amor y aventuras, este es el género. Kingdom Hearts y Zelda son sublimes, (especialmente el Zelda: Twilight Princess, que es de temática un pelín más adulta).

Tienes de deportes, desde el aclamado FIFA hasta el olvidado UFC. Hay simuladores, desde carreras de coches hasta de como ser una cabra. Puedes encontrar historias (sobretodo de Hidetaka Miyazaki) enrevesadas y perfectamente hiladas. Las hay en las cuales tienes que tomar decisiones difíciles (Mass Effect), o en las que tienes toda la libertad del mundo y más (GTA). Tienes todo lo que quieras. Puedes ser un héroe, un villano, un futbolista, un piloto, un genio, un artista, a tu gusto; pero nunca serás uno más.

¿Qué no son los videojuegos? Perjudiciales. Yo juego al GTA y no lo confundo con la realidad. No voy conduciendo puesto de farlopa mientras atropello a gente y disparo a policías. Yo juego al Assassin's Creed y no me ves tirándome desde 50 metros de altura a un montoncito de paja. Yo diferencio la realidad de la ficción.

¿Qué son los videojuegos? Una herramienta muy útil en cuanto a desarrollo psicomotriz. Tienes que memorizar los controles (para que sirve cada botón en el juego) y no confundirte con los de otro título. Si vamos más allá, los que son de lucha tienen una barbaridad de personajes con una infinidad de movimientos y combos que requieren memorizar cada botón en un tiempo y orden concretos. En juegos de acción, los reflejos y la respuesta rápida son los que determinan si vives o mueres. Bien enfocados, son una maravilla

¿Qué no son los videojuegos? Una pérdida de tiempo. ¿Ver una película es una pérdida de tiempo? ¿Leer es una pérdida de tiempo? No. Sólo hay un añadido que ni la literatura ni el cine tienen: tú eres el protagonista.