REFLEXIONES DE UN TARADO

Temas que me indignan o me inquietan.

Me hago responsable de lo que digo, no de lo que entendéis. ATENCIÓN Puede herir sensibilidades. Si te has sentido ofendido, me da igual

CAPÍTULO 8: LÍMITES

Escrito por reflexionesdeuntarado 27-04-2015 en Opinión. Comentarios (1)

Me encanta el humor negro. Ser capaz de reírse de alguna desgracia me parece casi un don. La comedia es tragedia desubicada, pero hay momentos y lugares. No es políticamente correcto bromear sobre el SIDA, pero es de ser un soberano hijo de la grandísima hacer un chiste sobre eso delante de alguien que tiene o que ha perdido a alguien por culpa de esta enfermedad. Este es el primer límite y probablemente el más importante: la barrera del quién. Para hacer humor negro con alguien debes conocer a esa persona para no cagarla y meter la pata hasta el cuello, y evitar hacerla sentir mal. Claro que, si el bienestar ajeno te la pela, haz lo que te plazca. La segunda sería la del tiempo, y va relacionada con la primera. Por ejemplo, con un colega cualquiera puedes bromear sobre el trágico incidente de las Torres Gemelas. Ha pasado tiempo, la herida social general ha cicatrizado y la mayoría de personas ese chascarrillo lo verían "políticamente incorrecto". Ahora, aclaremos que el tiempo es subjetivo. Alguien que ha perdido a su pareja sentimental, a su hijo, a su hermano, a su padre o a cualquier otra persona significativa en su vida, ¿crees que le parecerá gracioso? Para esas personas, a las cuales deberías conocer para el humor negro (Barrera 1), nunca habrá pasado tiempo suficiente. La tercera barrera sería la del lugar, y sí, está conectada con la primera. Igual, sólo igual, no es conveniente hacer un chiste sobre judíos y gas en una sinagoga. Puede, solamente es una posibilidad, que ofendas a muchas gente, y es bastante probable que alguien te diga vete a la mierda, puto gilipollas algo. Si piensas que no es el momento o el lugar de decir algo, o que lo que vas a aportar no conviene, escribe, como hago yo. Así puedes ofender a muchas más personas mucho más rápido y de forma más cómoda

CAPÍTULO 7: MIERDA #2

Escrito por reflexionesdeuntarado 11-04-2015 en Opinión. Comentarios (0)

Hablemos de 50 sombras de Guay (sé que es Grey, pero el tío tiene un helicóptero). La historia parte de la premisa de que una chica tiene que enfrentarse a la problemática de cepillarse a un tío alto, guapo, con una tableta de chocolate como para rallar queso en ella, millonario, que pilota helicópteros y que quiere darle placer a todos los niveles. Guau, el guionista le dio muchas vueltas a la cabeza, ¿verdad? Si la historia tiene esto como trama, mal empezamos. 

Lo único que me creo es la vida de una mujer más sosa que una comida para hipertensos, pero, ¿ponerla de protagonista? ¿Una tía ni guapa ni fea, ni lista ni tonta, ni monja ni puta, ni todo lo contrario? ¿PROTAGONISTA? SI, PORQUE LO QUE QUIERO CUNADO VOY AL CINE ES VER DURANTE MÁS DE DOS HORAS LA VIDA DE ALGUIEN IRRELEVANTE Y SIN CARISMA. GRACIAS, ES POR LO QUE HE PAGADO 7 (gracias al descuento por estudiante, que si no de qué). Un aplauso, por favor, a la escritora que atentó de semejante forma contra la literatura, al generoso grupo de guionistas que redactaron el guión (que luego cobraron un dinero por algo así), y, sobre todo, al productor que lo leyó y dijo "Oh, si, me encanta, toma todo mi dinero".

Esa protagonista es exactamente la misma que la de otro best-seller igual de escatológico; por supuesto, hablo de Crepúsculo. La prota es la misma, pero en vez de un chulo playa sadomasoquista hay un insulso con mucha purpurina (que con lo pálidos que son la mojigata y el vampiro funky, normal que se enamoren), y, como prota de la segunda, un hombre lobo depilado hasta el ojo del culo (por dentro), que se quita la camiseta con cualquier excusa.

 Recuerdo una escena de la tercera parte de la saga (creo), en la que el vampiro y la insulsa se casan por la Iglesia. UN VAMPIRO, SER DEL MAL, SE CASA CON ALGUIEN POR LA IGLESIA. Que parece un sketch del programa este que se copia de los Monty Python. 

Recuerdo otra escena de la misma peli, que la insulsa y el santurrón se van de luna de miel, y se ponen a darle duro, con un ímpetu antinatural; que el tío revienta la cama entera (también me acuerdo de estar descojonándome en el cine), y luego la pava se levanta como con agujetas. O sea, un vampiro con una fuerza sobrehumana te ensarta como a un pincho moruno, y te da un leve tirón. Joder, que tela...

Lo dicho, mientras unos vean estas pelis, otros harán más y más. Menos mal que tenemos joyitas también (Birdman o El Gran Hotel Budapest)

CAPÍTULO 6: VIDEOJUEGOS

Escrito por reflexionesdeuntarado 10-04-2015 en Opinión. Comentarios (0)

Hablemos de videojuegos.

¿Qué son? ¿Un mero entretenimiento, o arte? Para mi, depende del videojuego; algunos, como Call of Duty, son sencillamente de pegar tiros y medir tu habilidad, la profundidad queda reducida a frenetismo y acción rápida, depende de lo bueno que seas, de los reflejos y te incita a mejorar a través de recompensas con las que puedes matar más todavía. Otros, de misma temática pero diferente fórmula, como Arma, buscan realismo, meterte dentro de la acción, que sufras, que intentes sentir lo que un soldado en mitad de un campo de batalla.

También los hay que quieren ponerte al límite de pulsaciones, como el reciente y sencillo Five Nights at Freddy's o el brutal Outlast. Si buscas una historia de amor y aventuras, este es el género. Kingdom Hearts y Zelda son sublimes, (especialmente el Zelda: Twilight Princess, que es de temática un pelín más adulta).

Tienes de deportes, desde el aclamado FIFA hasta el olvidado UFC. Hay simuladores, desde carreras de coches hasta de como ser una cabra. Puedes encontrar historias (sobretodo de Hidetaka Miyazaki) enrevesadas y perfectamente hiladas. Las hay en las cuales tienes que tomar decisiones difíciles (Mass Effect), o en las que tienes toda la libertad del mundo y más (GTA). Tienes todo lo que quieras. Puedes ser un héroe, un villano, un futbolista, un piloto, un genio, un artista, a tu gusto; pero nunca serás uno más.

¿Qué no son los videojuegos? Perjudiciales. Yo juego al GTA y no lo confundo con la realidad. No voy conduciendo puesto de farlopa mientras atropello a gente y disparo a policías. Yo juego al Assassin's Creed y no me ves tirándome desde 50 metros de altura a un montoncito de paja. Yo diferencio la realidad de la ficción.

¿Qué son los videojuegos? Una herramienta muy útil en cuanto a desarrollo psicomotriz. Tienes que memorizar los controles (para que sirve cada botón en el juego) y no confundirte con los de otro título. Si vamos más allá, los que son de lucha tienen una barbaridad de personajes con una infinidad de movimientos y combos que requieren memorizar cada botón en un tiempo y orden concretos. En juegos de acción, los reflejos y la respuesta rápida son los que determinan si vives o mueres. Bien enfocados, son una maravilla

¿Qué no son los videojuegos? Una pérdida de tiempo. ¿Ver una película es una pérdida de tiempo? ¿Leer es una pérdida de tiempo? No. Sólo hay un añadido que ni la literatura ni el cine tienen: tú eres el protagonista.


CAPÍTULO 5: MIERDA

Escrito por reflexionesdeuntarado 10-04-2015 en Opinión. Comentarios (0)

Hablemos de GH (Gran Hemorroide). Un programa donde meten a gente al piñón para causar conflicto y que el público marujee. Voy a darle un minipunto al programa: funciona. Tiene picos de audiencia y sería de tontos no hacerlo.Y funciona porque este es un país de marujas, donde el mejor tema de conversación es la vida de otro (de otro que tenga vida más allá de criticar, quiero decir). Hablemos de los personajes del circo:

1. Belén Esteban. La "princesa del pueblo" (que nunca he entendido ese mote, todo el mundo sabe que Mordor es más bien una dictadura), una tía tan retocada que parece el cuadro del Ecce Homo.

2. El negro. Como en toda peli de terror que se precie hay un negro, no será diferente GH. Ni puta idea de quien es, pero está.

3. Ylenia. Choni y barriobajera como ella sola, pero con una agilidad mental digna de admirar. Sin pelos en la lengua (cosa que en ella es un logro, no le habrá tocado ninguna afro).

4. Kiko Rivera. Fan de Bollycao, está en el programa por ser hijo de (en este caso, de una choriza), que se metió a """DJ""" (son comillas sobre comillas, y sobre comillas una).

5. Sandro Rey. Es raro que este "vidente" no pudiese predecir su expulsión. Estafador como pocos. Va con la salsa del programa.

6. Olvido Nosequemás. Alcadesa. FIN (la democracia no funciona por esto)

7. Aguasantas (?). Primero: ¿qué mierda de nombre, apellido, apodo, alias, mote o nick es ese? Segundo: nada

8. Víctor Sandoval. Periodista desaprovechado, echado a perder y tirado por el retrete.

9. Otros. Me dan igual.

ALERTA: ESTE PROGRAMA HA SIDO VISTO Y ANALIZADO POR ESPECIALISTAS. EL VISIONADO DEL MISMO PUEDE CAUSAR DIARREA AGUDA, DESPRENDIMIENTO DE RETINA, SANGRADO DE OÍDO, AMENORREA, NÁUSEAS, VÓMITOS, ICTUS, DERRAME CEREBRAL, O INCLUSO MUERTE POR AUTOASCO. NO LO INTENTEN EN SUS CASAS.


CAPÍTULO 4: MÚSICA

Escrito por reflexionesdeuntarado 10-04-2015 en Opinión. Comentarios (0)

Hablemos de música, pls. Save the music, pls. ¿Qué es el reggaeton? Vamos a definirlo. Esta parte me encanta. Reggaeton: subgénero inframusical con el ritmo más clónico y letras más machistas y horribles de la historia. Tiene como objetivo,...  esto,...  a ver,… No, no veo ninguno. Oh, espera, que no tiene que ser bueno. Vale; su objetivo es CAUSAR EL CAOS Y LA DESTRUCCIÓN ALLÁ DONDE VA. El otro día salí de fiesta y casi me sangran los oídos.

Una letra de mierda

Unos acordes tan simples que un mono tití con severos problemas de coprofagia y una adicción al Loctite, sin brazos y comunicándose con señas oculares sería capaz de mejorar

El ritmo más repetitivo evah, que si una voz que desgarra el corazón (lo hace de verdad. Duele tanto que te puede sangrar la patata por dentro. Puede que sea necesario intervenir. Ten cuidado).

¿Qué es eso? De verdad, no entiendo cómo puede gustar. Unas voces tan armónicas como esas no tienen precio; precio superior a 0,15€, que bendita mierda. No sé como las mujeres que buscáis la igualdad os pueden gustar cosas como "Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol, si levanto tu falda me darías el derecho a medir tu sensatez". A ver, yo no soy quién para decir si esto está mal (esta muy mal), pero si invitar a algunas de vosotras a un café se puede malinterpretar como movimiento opresor, esto sería equivalente a la castración química

La gente me pregunta que porqué me gusta la música electrónica. Vale, es cierto que puede ser repetitiva. Pero las letras de las canciones, aunque escasas, son buenas. Las voces son increíbles. Y me refiero a la buena, porque la música electrónica también tiene lo suyo. Canciones como “Turn Up the Speakers” es candidata a causar diarrea aguda. Sin embargo, “Summer”, de Calvin Harris (pedazo de artista, oye) es genial. Letra sencilla con una voz genial y una melodía que no duele. Hay letras increíbles en canciones de Eminem (“Beautiful” es, sencillamente, IN CRE Í BLE); “Fortunate Son”, de Creedence Clearwater Revival es brutal; “Alone”, de Different Heaven mola over 9000. No soy un Jesucristo cultural ni un fan de ningún estilo en particular. Hablando del rey de Roma; recemos porque la música vuelva en su mejor etapa.