REFLEXIONES DE UN TARADO

Videojuegos

CAPÍTULO 16: VIDEOLENCIAJUEGOS

Escrito por reflexionesdeuntarado 31-05-2015 en Opinión. Comentarios (0)

Hablemos. Hablemos de la noticia de hace un par de semanas del niño de 13 años que mató a su profesor con una ballesta. Pero la cuestión no es esta. La pregunta es: ¿cuánto han tardado los medios de comunicación convencionales en echarle las culpas a los videojuegos? La respuesta es rápida: Atresmierda, en su cuenta oficial de Twitter, a las pocas horas. Brillante, brillante es la labor de estos personajes periodistas. Luego dicen que los periódicos y telediarios no tienen la capacidad de manipular a la gente. 

También leí a una masca-chapas (que, ojo, es PROFESORA) diciendo que los videojuegos  son una fuente de violencia sin igual; quiero pensar que esta gilipollas señora sólo conoce títulos como GTA, porque hay videojuegos que no son violentos. 

Viva Piñata, por ejemplo, está directamente enfocado a niños; en Flowers, manejas a un grupo de pétalos de rosas. Infórmate antes de hablar en público y acusar tan duramente, ridícula. 

Es como si yo digo que hay que prohibir el cine por películas como Pulp Fiction; o los cuadros por pinturas como El levantamiento del dos de mayo; o la música por canciones como Sympathy for the Devil; o la literatura por obras como 50 Sombras de Gr... (bueno, igual por ésta en particular, sí que habría que hacerlo). 

Es prohibir el librepensamiento por opiniones contrarias a las mías. Creo que no estamos en el siglo XVII, aunque la mentalidad de esta mujer, sí.

CAPÍTULO 6: VIDEOJUEGOS

Escrito por reflexionesdeuntarado 10-04-2015 en Opinión. Comentarios (0)

Hablemos de videojuegos.

¿Qué son? ¿Un mero entretenimiento, o arte? Para mi, depende del videojuego; algunos, como Call of Duty, son sencillamente de pegar tiros y medir tu habilidad, la profundidad queda reducida a frenetismo y acción rápida, depende de lo bueno que seas, de los reflejos y te incita a mejorar a través de recompensas con las que puedes matar más todavía. Otros, de misma temática pero diferente fórmula, como Arma, buscan realismo, meterte dentro de la acción, que sufras, que intentes sentir lo que un soldado en mitad de un campo de batalla.

También los hay que quieren ponerte al límite de pulsaciones, como el reciente y sencillo Five Nights at Freddy's o el brutal Outlast. Si buscas una historia de amor y aventuras, este es el género. Kingdom Hearts y Zelda son sublimes, (especialmente el Zelda: Twilight Princess, que es de temática un pelín más adulta).

Tienes de deportes, desde el aclamado FIFA hasta el olvidado UFC. Hay simuladores, desde carreras de coches hasta de como ser una cabra. Puedes encontrar historias (sobretodo de Hidetaka Miyazaki) enrevesadas y perfectamente hiladas. Las hay en las cuales tienes que tomar decisiones difíciles (Mass Effect), o en las que tienes toda la libertad del mundo y más (GTA). Tienes todo lo que quieras. Puedes ser un héroe, un villano, un futbolista, un piloto, un genio, un artista, a tu gusto; pero nunca serás uno más.

¿Qué no son los videojuegos? Perjudiciales. Yo juego al GTA y no lo confundo con la realidad. No voy conduciendo puesto de farlopa mientras atropello a gente y disparo a policías. Yo juego al Assassin's Creed y no me ves tirándome desde 50 metros de altura a un montoncito de paja. Yo diferencio la realidad de la ficción.

¿Qué son los videojuegos? Una herramienta muy útil en cuanto a desarrollo psicomotriz. Tienes que memorizar los controles (para que sirve cada botón en el juego) y no confundirte con los de otro título. Si vamos más allá, los que son de lucha tienen una barbaridad de personajes con una infinidad de movimientos y combos que requieren memorizar cada botón en un tiempo y orden concretos. En juegos de acción, los reflejos y la respuesta rápida son los que determinan si vives o mueres. Bien enfocados, son una maravilla

¿Qué no son los videojuegos? Una pérdida de tiempo. ¿Ver una película es una pérdida de tiempo? ¿Leer es una pérdida de tiempo? No. Sólo hay un añadido que ni la literatura ni el cine tienen: tú eres el protagonista.